Bebidas

La bebida es un líquido destinado al consumo humano. Las bebidas, además de su función básica, que es calmar la sed y proporcionar al bebedor un valor nutricional, pueden realizar, entre otras, funciones medicinales, sociales y rituales, por ejemplo, durante bodas o ceremonias religiosas.

Bebidas premium
Bebidas


Nombres de bebidas

Las bebidas alcohólicas atendiendo a como se producen, se pueden clasificar en:

  1. Bebidas producidas simplemente por fermentación alcohólica: vino, cerveza o la sidra, por ejemplo. En estos casos el contenido en alcohol no suele superar los 15 grados
  2. Las bebidas producidas por destilación por lo general a partir de un producto de fermentación previo. Se obtiene licores y aguardientes como el brandy el whisky o la ginebra.​

Las bebidas alcohólicas se clasifican en bebidas de más o menos grado de alcohol, teniendo en cuenta el volumen de alcohol que contenga.

Bebida alcohólica

Una bebida alcohólica se clasifica así cuando contiene etanol, uno de las sustancias químicas más populares. Las bebidas alcohólicas se dividen en cervezas, vinos y licores. El consumo de bebidas alcohólicas es legal en la mayoría de los países, y más de 100 países tienen leyes que regulan su producción, venta y consumo. En España, según la ley, el acceso a una bebida alcohólica es posible a partir de los 18 años de edad.

Bebidas espirituosas

Se llaman bebidas espirituosas a aquellas bebidas alcohólicas que nacen en un proceso de destilación y tienen bajo contenido en alcohol. Se denominan así a determinados combinados de bebidas que se mezclan con refrescos como ron y cocacola en pequeñas proporciones y que están listas para consumir
Origen de las bebidas espirituosas

En la literatura inglesa del siglo XIII se pueden comprobar diferentes relatos en los que cuando se realizaba una destilación, los humos que salían del proceso, se confundían con espíritus, por eso consiguió el nombre de “spirit” en inglés, dando el nombre en español de espirituoso.
También en la cultura popular se conoce que en épocas anteriores las bebidas espirituosas, eran presentadas como elixires medicinales. Se decía que al ser mezcladas o maceradas con hierbas y frutos medicinales, las bebidas podían curar diversas enfermedades , por tanto, quedó la creencia que una persona cuando tenía una enfermedad, al beber esto, recuperaba el espíritu y se curaba.

Marcas bebidas

Las marcas de bebidas alcohólicas más conocidas en España son:

  • Arcos Bodegas Unidas este grupo de vino comprende las siguientes marcas Brands Berberana, Berberana D’avalos, Carta De Oro, Carta De Plata, Marques De Griñon.
  • Beam Global España esta compañía comercializa bebidas alcohólicas tales como Whisky DYC, Larios, Anís Castellana, Jim Beam, Courvoisier, Centenario, Fundador y el Jerez que más se vende en el mundo, Harveys Bristol Cream, entre otras bebidas que inundan su catálogo.
  • Bodegas Dinastía Vivanco es una de las bodegas de vino más reconocidas de España
  • Diageo compañía con sede en Inglaterra que vende gran cantidad de bebidas espirituosas en España
  • Félix Solis Bodegas contiene gran cantidad de vinos, siendo el más aclamado el de la marca Viña Albali.
  • Freixenet empresa española, afincada en Cataluña, que produce cava.
  • El Grupo Codorniú es una de las compañías de cava más importantes del mundo, y bajo esta marca se esconden una gran cantidad de marcas de cava.
  • Heineken España es la fábrica de cerveza tipo Pilsner con 5% de alcohol con grandes ventas en España.
  • Grupo Mahou es un grupo cervecero con un alto volumen de producción.
  • González Byass empresa de España que se dedica a elaborar bebidas alcohólicas, entre ellas el vino. El logotipo de esta marca se llama Tío Pepe, y es una de las figuras más reconocidas del mundo publicitario español, al estar formada por una botella de vino, negra y de forma fina y estilizada, en la que en la parte del tapón está colocado un sombrero y chaquetilla de color rojo.
  • Osborne las bodegas Osborne fueron creadas a finales del siglo XVIII y en sus fábricas se produce el brandy de la región de Jeréz. La marca posee en Andalucía grandes extensiones de terreno donde se cultivan una gran cantidad de árboles dispuestos a ofrecer sus frutos a esta excelente marca para fabricar finos, manzanillas y olorosos.
  • Pernod Ricard España es una gran marca de bebidas alcohólicas , que entre sus marcas tiene el vodka Absolut, líder mundial de los vodkas super premium.
  • Coca-Cola España es la filial en España de The Coca-Cola Company, es un gigante en el mundo de las bebidas con gas y tiene multitud de productos. Esta bebida se empezó a vender en Atlanta en el año 1886 como un elixir que ayudaba a los trabajadores a mantenerse despiertos, ya que contenía cocaina. Cuando esta droga se ilegalizó, la marca tuvo que cambiar sus ingredientes pero quedó su rastro en el nombre.
  • Pepsico Iberia , es la división nacional de la marca Pepsi. También incluye, bajo esta marca, aperitivos como Lay´s, Cheetos o Doritos.
  • Schweppes la marca destaca por sus productos de tónica que acompañan a las bebidas alcohólicas de ginebra
  • Damm tiene una antigüedad de 130 años. Es la cerveza más antigua de España y es un referente en el mundo cervecero.
Bebidas espirituosas
En cualquier celebración no puede faltar un buen cava

Bebidas sin gas

La cola y otras bebidas carbonatadas populares tienen un sabor desagradable cuando se quedan sin gas, y conservar durante mucho tiempo el gas dentro del recipiente es una tarea muy complicada.

El dióxido de carbono, que es responsable de la “carbonatación” de una bebida, no se disuelve muy bien en agua, para obligarlo a hacerlo, el fabricante lo bombea utilizando botellas bajo una presión de 3.5 atmósferas. En la botella nueva, en la parte no ocupada por el líquido, hay dióxido de carbono puro. Cuando abrimos el corcho por primera vez, se escapa el exceso de presión, de ahí el silbido característico. Cuando cerramos la tapa de la botella, ya hay aire a una presión de 1 atmósfera, en la que la concentración de CO2 es solo del 0.04%. Dentro de la botella del líquido comienza a emitir un exceso de Co2, hasta que se alcanza un nuevo equilibrio, con una presión menor que la de fábrica. Este proceso lleva algo de tiempo, por lo que es una buena idea cerrar la botella rápidamente. Cada vez que la botella se desenrosca y se enrosca, el equilibrio se establece en un nuevo nivel de presión más bajo hasta que la bebida deja de tener gas.

Truco para bebidas con gas

Almacenar las bebidas en el refrigerador para hacerlas más refrescantes es útil, pero también tiene una relación directa con el contenido de carbono. A una temperatura cercana a 0 ° C, la solubilidad del CO2 es el doble que a temperatura ambiente, digamos 20 ° C. Por lo tanto, las botellas de cola se producen a una temperatura más baja para disolver más CO2 en la bebida. Si desea mantener más gas en la bebida, debe almacenarla a baja temperatura.

Desafortunadamente, el CO2 puede escapar no solo al desenroscar el corcho, sino también, por supuesto, más lentamente, a través de los poros del material, también desde un recipiente de plástico PET aparentemente cerrado. El fabricante de bebidas “llena” la botella con suficiente presión para hacer que las burbujas duren, incluso si la bebida permanece en el estante hasta la fecha de vencimiento. Fenómeno similar ocurre en pelotas de tenis. En la tienda, las bolas, al menos las mejores, se venden en latas que están bajo presión. Cuando los abrimos, se escucha un silbido similar al abrir una botella de refresco. Una presión más alta dentro de la lata evita que el gas escape de bolas de goma aparentemente herméticas. Cuando abrimos la lata y retiramos las bolas afuera, las exponemos a una presión atmosférica más baja. Entonces, si jugamos, el gas se escapará a través de los poros y, finalmente, la pelota se convertirá en una tripa.

Las personas ingeniosas intentan remediar el problema de escapar de las burbujas de las bebidas de varias maneras. Hay bombas atornilladas en el corcho de los tapones, pero éstas, a menos que inyecten CO2 puro a presión, no ayudarán. El aire atmosférico forzado bajo presión tiene muy poco CO2 para evitar que escape de la bebida. Si bien conectar el dispositivo con la botella de manera estanca, es una buena idea, ya que elimina la pérdida de presión y las burbujas que se producirían la próxima vez que desenrosque la tapa.


Recomendamos: