El  whisky canadiense se distingue del resto por su sabor suave, afrutado con un ligero amargor. Con un uso predominante del centeno. La madera usada para envejecer el whisky canadiense son las barricas de roble; hasta aquí lo habitual, pero esas barricas han contenido bourbon, jerez y algunas ocasiones cognac. Eso da un toque diferente al whisky.

Whisky canadiense

A orillas del lago Notario nació la primera destilería en Canadá. En 1875 es estableció un reglamento regulando los cereales a usar para el whisky canadiense, estos fueron el centeno, cebada y el trigo.

Para que un whisky pueda considerarse canadiense debe ser fabricado, embotellado y envejecido en Canadá.

Whisky canadiense Crown Royal
Whisky canadiense Crown Royal

Elaboración del whisky canadiense

Los cereales usados son el centeno, cebada y el trigo. Se usan alambiques de columna y alambiques de destilación continua.

Envejecen en un mínimo de 3 años en barricas de roble que ya fueron usadas para envejecer bourbon, jerez e incluso coñac.

Depende de la marca se mezclan con alcohol neutro y agua para rebajar la mezcla, además está permitido añadir ingredientes como el caramelo para personalizar cada tipo de whisky.

Tipos de whisky canadiense

El whisky canadiense se clasifica por un sistema de letras, que va desde la “A” para los de mayor calidad y envejecimiento hasta la “E” para los más básicos.

Los clasificaciones Canadian, Canadian Rye y Rye no aportan información adicional sobre la composición ni envejecimiento del whisky y no hay una ley en Canadá que les obligue a ello.

Premios al whisky canadiense

El experto en whisky Jim Murray, en su lista de mejores whiskys del mundo incluyó una sorpresa en el 2016 un whisky canadiense, fue reconocido recientemente como el World Whisky of the Year 2016.

Añadiendo que el whisky canadiense había venido para quedarse y por qué no, cambiar lo establecido en el mundo del whisky.